¿Se puede hacer apuestas online en la ciudad de Buenos Aires?

Apuestas deportivas en Argentina

¿Se puede hacer apuestas online en la ciudad de Buenos Aires?

¿Se puede hacer apuestas online en la ciudad de Buenos Aires?

Las apuestas online viven un situación interesante en Latinoamérica, en general no hay un marco legal; pero, la industria crece a pasos agigantados en una zona gris desde el punto de vista jurídico. No obstante, hay Estados que paulatinamente impulsan iniciativas con miras a regular el juego online; en ese sentido, ¿Se puede hacer apuestas online en la ciudad de Buenos Aires? Veamos a continuación.

Para empezar, la situación del juego online en Argentina en general se parece al resto del continente; es decir, no hay un marco legal, aunque es una industria floreciente al margen de la ley.

Pero a diferencia de otros países, la autoridad para legislar en la materia no reposa en el Gobierno Central; sino en la autoridad de cada provincia, lo que hace que la situación sea más compleja.

Ahora bien, aunque las apuestas online  al no estar reguladas se considera una actividad ilegal; sin embargo, esto no ha impedido que algunas casas de apuestas extranjeras admitan jugadores argentinos.

Por esa razón, algunos gobiernos provinciales viendo el potencial de esta industria, plantean legalizar el juego online; y de este modo aprovechar el potencial tributario de esta actividad.

¿Se puede hacer apuestas online en la ciudad de Buenos Aires?

Sí se puede hacer apuestas online desde la ciudad de Buenos Aires; desde este año en curso los juegos y las apuestas online son legales. Por lo tanto, los porteños podrán disfrutar de las apuestas deportivas y juegos de casinos por internet.

De hecho la legislatura de la Ciudad con esta iniciativa aspira recaudar alrededor de 500 millones de pesos; las empresas autorizadas deberán aportar un 6% de los ingresos Brutos hasta un máximo del 25% de la facturación total.

Por otro lado, el documento prohíbe la participación en las apuestas de: deportistas, entrenadores, árbitros/jueces, directivos deportivos; además de los accionistas, dueños y empleados de las operadoras de juego  o alguno de sus familiares (ascendentes/descendentes) en 1ª grado.

Por último, el documento incluye definir políticas, normas y modalidad para auto-limitar el gasto y el juego responsable.

Subir